Tendencias

¿Cómo replicar una puerta antigua de madera?

Muchas veces en las reformas ocurren imprevistos o situaciones desafortunadas, que hacen que el equipo técnico tenga que sacar la mejor versión de si mismo.

 

Eso es lo que ha ocurrido recientemente en la reforma de un piso con acabados modernistas donde el equipo de arquitectos de Aurum immobles ha tenido que emplearse a fondo y en urgencia.

 

En el proyecto original de reforma se contemplaba la reubicación en forma de corredera vista de una puerta vidriera acristalada en el acceso al baño suite, puerta que de inicio estaba ubicada en otra posición en la vivienda, más concretamente en el salón de la misma.

 

 

Cuál fue la sorpresa del equipo en una de las visitas de obra semanales al recaer en la cuenta que esa puerta había desaparecido del centro de trabajo. Obviamente la propiedad adoraba la idea original propuesta por el equipo técnico, y el mismo equipo ni por asomo planteaba abandonar la idea; así que se optó por diseñar una réplica lo más exacta posible de la puerta vidriada si bien en aquel momento no sabíamos cómo lo haríamos, pero lo que sí quedaba claro es que lo conseguiríamos.

El siguiente problema que nos encontramos fue que sólo teníamos una fotografía de esa puerta vidriera original y que ni tan sólo aparecía la puerta en su totalidad. Así que el reto era francamente completo.

Afortunadamente disponemos como buenos Arquitectos de buena memoria visual, de modo que entre todo el equipo analizamos la fotografía, planteamos una reunión de urgencia, y entre todos dibujamos unos croquis de detalle de los alzados, las secciones y los cantos y perfiles básicos de la puerta original.

 

 

En todo momento hablamos en corto con el carpintero especializado en este tipo de trabajos y tanteamos las opciones que teníamos de replicar la puerta siguiendo al milímetro los detalles de cantos, fresas y huecos de vidrios.

Se envió una primera propuesta gráfica al carpintero, que analizó en detalle, y nos solicitó que le facilitásemos más información sobre los radios de las fresas de los cantos, así como detalles sobre si esos cantos redondeados eran convexos o cóncavos. Le dimos respuesta a toda la información y ahí ya planteamos el coste económico de la reposición así como los materiales a efectuar en la misma.

 

La propiedad aceptó e iniciamos los trabajos con la máxima agilidad.

 

No hizo falta definir más detalle por parte del equipo técnico más que seguir de cerca el trabajo que el carpintero fue desarrollando en un plazo de un par de semanas. Cabe decir que la puerta no poseía unas medidas estándar, era mucho mayor de lo habitual, con sus dos metros y medio de altura, y metro de ancho, así que su maniobrabilidad no era sencilla.

 

 

Afortunadamente, y gracias a la profesionalidad del equipo de Aurum y a la exquisitez del trabajo de un carpintero fino de verdad, pudimos volver a ubicar la réplica de la puerta en la posición definida en el proyecto de obras de origen, y por supuesto la propiedad quedó encantada con el resultado final, tanto del material como de la solución ágil propuesta por el equipo técnico.

 

 

Si Ustedes precisan asesoramiento en este campo no duden en contactar con nuestro equipo técnico.

 

 

 

 

Volver atrás